Alma de Hilux


Más que un carro, era un cómplice que en 12 años me hizo la vida un poquito más simple. Un guerrero de ciudad y carretera que disfrutaba de playas, montañas y escapar de la monotonía tanto como yo.

Tenía sus años y recorrido, pero a pesar de haber estado en la edad del burro, jamás hizo un berrinche. Es verdad, previamente tuve algunas oportunidades de cambiarlo, pero quienes somos personas de compromisos entendemos que hay cosas más valiosas que lo nuevo o extravagante.

Más que un carro, era una expresión de humildad afirmando que lo material no te define y que las cosas te devuelven lo que les das, te cuidan tanto como tú las cuidas a ellas.

Buen viaje querido amigo, gracias por 12 lindos años de llevarme a casa. Que el camino se divida en este caso, no es más que una etapa en este viaje incierto y absurdo hacia donde queremos llegar a ser.

Hasta siempre, “Alma de Hilux”.
-->

Entradas populares